El Yamato navega de nuevo
Inicio > Historias > Dedicatoria
> Dedicatoria <

Para el excelentísimo señor Alcalde de mi pueblo, que no se llama Bartolomé, sino Bernabé;

de este su seguro servidor, que tampoco se llama Zenón, pero que ha escrito tantas denuncias como aquel pobre maestro, y con el mismo éxito;

con la esperanza de que, ya que hasta ahora no lo han conseguido ni el simple cumplimiento de las obligaciones de su cargo ni la más elemental de las precauciones, sea la proximidad de las elecciones la que le mueva de una puñetera vez a arreglar alguna de las muchas vigas de Ohanes que tiene en el municipio.

S. Affmo. y S.S., etc.

2002-11-27, 23:13 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://yamato.blogalia.com//trackbacks/3922

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.225.39.142 (df0608c17a)
Comentario


La prehistoria
<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             

Buenos vecinos
La Biblioteca de Babel
Cuaderno de Bitácora
Quotidianum
Una cuestión personal
Por la boca muere el pez
El GNUdista
Los Cien Gaiteros del Delirio
La Katana de Occam
Reflexiones e Irreflexiones
Diario de un Autómata
Batiburrillo
Desbarradas de Akin
Atalaya: desde la tela de araña
La crucifixión de Clío
El peatón del aire
Odisea
Polinesia
Y, por si os parecen pocas, taaaaantas otras que me olvido.