El Yamato navega de nuevo
Inicio > Historias > P. S.
> P. S. <

Repasando la entrada anterior, me da la impresión de que se me ha quedado un tanto cojita. Y una amiga me sugiere que incluya un comentario, una reflexión personal, algo para acabarla de cuadrar, vamos.

Y muchas veces tomé la pluma para escribille, y muchas la dejé, por no saber lo que escribiría; y estando una suspenso, con el papel delante, la pluma en la oreja, el codo en el bufete y la mano en la mejilla, pensando lo que diría, de repente se me ocurrió una idea.

¿Por qué no lo escribe ella?

Porque ya sabe que, invitada, está.

P.P.S.: No, no busquen: donde pongo “una amiga” no hay enlace bitacoril. Todavía.

P.P.P.S.: ¡Con las ganas que tenía yo de meter esa cita culta en algún sitio! Piruleta para quien la ubique. Es fácil.

P.P.P.P.S.: Sí, eres esa.

2002-06-05, 23:35 | 2 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://yamato.blogalia.com//trackbacks/1403

Comentarios

1
De: Luis Alfonso Fecha: 2002-06-12 23:35

Quijotesco estás buen amigo en esta especie de epílogo que en otros tiempos en parte fue prólogo.



2
De: Yam Fecha: 2002-06-13 17:54

Piruleta para el caballero ;-)



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.18.114 (0b6c5e948b)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?


La prehistoria
<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Buenos vecinos
La Biblioteca de Babel
Cuaderno de Bitácora
Quotidianum
Una cuestión personal
Por la boca muere el pez
El GNUdista
Los Cien Gaiteros del Delirio
La Katana de Occam
Reflexiones e Irreflexiones
Diario de un Autómata
Batiburrillo
Desbarradas de Akin
Atalaya: desde la tela de araña
La crucifixión de Clío
El peatón del aire
Odisea
Polinesia
Y, por si os parecen pocas, taaaaantas otras que me olvido.